*Código de validación
AntiRobotsAntiRobotsAntiRobotsAntiRobots
Para que sea posible el envío de éste formulario, es preciso que acepte nuestra Política de protección de datos
Según la Ley Orgánica 15/1999 de Protección de Datos de Carácter Personal, le informamos de que los datos facilitados en el presente formulario, podrán ser incorporados a un fichero de datos de carácter personal, responsabilidad de Virginia Sánchez Santos domiciliada en C/ Cós, 35, 08241 de Manresa (Barcelona), con la finalidad es remitirle información comercial sobre productos y servicios de nuestra empresa, así como de empresas asociadas. Si no desea que sus datos sean utilizados para éste fin le rogamos marque esta casilla

También debemos informarle de que si desea ejercitar sus derechos de acceso, rectificación, cancelación u oposición, debe remitir una comunicación escrita a, Virginia Sánchez Santos a la dirección indicada, para solicitar la actuación correspondiente a los referidos efectos, adjuntando copia de su Documento de Identidad u otro documento legalmente admitido.
, marcando esta casilla

Como gestionar los contenidos


Lo más importante de cualquier página web (accesible) es el contenido, de ahí la frase "Content is king", muy repetida en todo lo relacionado con el mundo del SEO (Optimización para buscadores).

Para elaborar unos contenidos adecuados se deben tener en cuenta muchos aspectos. La estructura de categorías y pantallas es la base de todo lo que hay que estudiar, y es que las aproximaciones a un negocio, los servicios, y/o productos que ofrece pueden ser diversas.

Para diseñar la estructura de la web, lo mejor es abrir un documento Word, que no sólo servirá para ir creando y completando el árbol. También servirá para redactar los contenidos (y corregir la ortografía), y al terminar la redacción de los contenidos iniciales, será mucho más fácil realizar las traducciones a otros idiomas (para ello se puede recurrir a http://translate.google.es/ el traductor de Google).

Al hacer la estructura del sitio web se debería tener en cuenta que tiene que describir perfectamente la organización (negocio, entidad …). Es el momento de definir hasta dónde se quiere llegar, y organizar los apartados y subapartados para que permitan crecer al árbol de contenidos sin tener que cambiar nada de lo que ya está hecho. Un planteamiento suficientemente estudiado ahorrará reorganizaciones de categorías y tener que agrupar informaciones sin relación directa (temáticas diferentes) en un mismo apartado.

Una buena organización de categorías y pantallas, al implicar que se han tenido que estructurar las temáticas facilitará mucho definir lo que se quiere explicar, la navegación del usuario será más cómoda, y confiará más fácilmente en lo que represente la página.

En este punto, hay que hacer un inciso:

Una buena página es aquella que va incorporando contenidos con la máxima frecuencia posible, pero creando una sola pantalla por semana, es mucho más que no publicar desde el momento en que se da por terminada.

Google tiene en cuenta aspectos como la frecuencia de publicación o que los contenidos sean "frescos" al entender que son más actuales.

Una buena estructura de contenidos lleva de información genérica a concreta. Es importante tener en cuenta que:

  1. Las búsquedas más genéricas son las más usadas
  2. Quién sabe qué quiere lo busca más concretamente.
  3. La pantalla más importante de cualquier web (la que tiene más valor por Google) es la inicial.
  4. La importancia de las pantallas (oportunidades de posicionamiento) disminuye en función de los clicks que se tengan que hacer para llegar desde la pantalla de inicio.
  5. Cuanto más enlazada esté una pantalla (ya sea con enlaces internos o externos), más importancia le concederá el algoritmo de Google (+ posicionamiento).
  6. No viene al caso, pero poner enlaces hacia otras páginas no es negativo... siempre y cuando no haya un exceso.

Teniendo en cuenta estas valoraciones, la estructura que resulta más útil comienza con una información más genérica (palabras clave más "genéricas"), y al profundizar en categorías y sub-categorías, va concretando la temática hasta la información concreta o incluso las referencias correspondientes.

Trabajar así, también ayuda a definir por qué palabras clave debe competir cada pantalla, y sobre todo para evitar la canibalización de palabras clave (este es un problema que se da cuando varias pantallas compiten por las mismas búsquedas).

Al indicar las palabras clave en el mismo árbol de la página, se puede ver fácilmente si más de una pantalla compite por las mismas búsquedas. Sabiendo esto antes de escribir los contenidos, se pueden modificar ligeramente las palabras relevantes de la pantalla, para que en lugar de competir por las mismas búsquedas compitan por búsquedas similares.

En cualquier caso la estructura de árbol típica de una web, también tiene inconvenientes, porque si lo que interesa es posicionar una pantalla que se encuentra a tres clicks de la pantalla principal, su importancia quedará muy diluida. Para superar este contratiempo, Cletu EVO incluye la opción de crear banners en las pantallas. Así la pantalla más remota puede quedar a un solo click de la pantalla de inicio, y ser enlazada (y visible para los usuarios) desde todo el sitio web.



¿Te gusta esta página? ¡¡Compártela!!
Enviar a un amigo Imprimir Compartir en Pinterest Compartir en Google + Compartir en Twitter Compartir en Facebook