*Código de validación
AntiRobotsAntiRobotsAntiRobotsAntiRobots
Para que sea posible el envío de éste formulario, es preciso que acepte nuestra Política de protección de datos
Según la Ley Orgánica 15/1999 de Protección de Datos de Carácter Personal, le informamos de que los datos facilitados en el presente formulario, podrán ser incorporados a un fichero de datos de carácter personal, responsabilidad de Virginia Sánchez Santos domiciliada en C/ Cós, 35, 08241 de Manresa (Barcelona), con la finalidad es remitirle información comercial sobre productos y servicios de nuestra empresa, así como de empresas asociadas. Si no desea que sus datos sean utilizados para éste fin le rogamos marque esta casilla

También debemos informarle de que si desea ejercitar sus derechos de acceso, rectificación, cancelación u oposición, debe remitir una comunicación escrita a, Virginia Sánchez Santos a la dirección indicada, para solicitar la actuación correspondiente a los referidos efectos, adjuntando copia de su Documento de Identidad u otro documento legalmente admitido.
, marcando esta casilla

Redacción de textos


Redactar textos útiles para el posicionamiento web, y despertar la confianza del usuario, es un trabajo pesado que a la larga valdrá la pena.

Recomendaciones para gustar a Google:

  1. Antes de empezar a redactar los textos de todo un sitio, hay que tener en cuenta que será mucho mejor ir haciendo pantallas, y completando los apartados paulatinamente. Es decir, actualizar la página, y hacerla crecer progresivamente. Así, Google ve que hay actualizaciones, que la página está viva, y que por lo tanto merece más confianza. Al crear menos pantallas de una sola vez, se pueden desarrollar los textos con mayor atención, y usar herramientas que ayudarán a elegir las mejores palabras clave (o mejor dicho conceptos, porque por ejemplo diseño web no es una palabra si no varias) de cada pantalla.
  2. Google cada día es más semántico, cada vez entiende mejor el significado y la relación entre palabras similares y sinónimos, además penaliza la repetición excesiva de palabras clave.
    Sabiendo esto, lo más recomendable es escoger un concepto, y en lugar de como se hacía antiguamente (repitiendo varias veces la palabra clave para la que se quería posicionar una pantalla), ahora lo mejor es intentar ponerla al título, principio del texto, en el último párrafo del texto, y el resto de referencias, intentando que no sea la palabra clave exacta. Así, no sólo encontrará la palabra clave, si no también variaciones que podrán atraer a muchas visitas, y además ahorrarán repeticiones que hacen que la lectura sea más incómoda.
  3. Hoy en día, todavía es necesario que en las pantallas se escriban los conceptos por los que interesa aparecer en los resultados de las búsquedas. Es decir, si la empresa se dedica a cualquier cosa, es imprescindible que aparezca la actividad de la empresa. Google no sabe interpretar las imágenes, y por lo tanto, si no encuentra escrito con palabras lo que se quiera posicionar, no asociará página con aquél término de búsqueda.
  4. Por último, lo más fácil para redactar textos SEO, es evitar escribir en primera persona. Antes de empezar a redactar los textos de la web, o para decidir cómo escribir la frase clave, pensar como haría la búsqueda uno mismo en Google será de gran utilidad. Luego hay que intentarla incorporar al texto lo más fielmente posible.

Recomendaciones para gustar al usuario:

  1. Uno mismo conoce su producto o servicio y no necesita demasiadas explicaciones, pero los textos de la web no son para nosotros, si no para quien pueda estar interesado en lo que se le puede ofrecer. Así pues, hay que intentar responder a todas las posibles dudas del usuario que pueda estar interesado. Describiendo muy bien el producto o servicio, y detallando al máximo las características y condiciones. Si los textos son suficientemente completos y aclaratorios, trabajarán para nosotros ayudándonos a vender, y a la larga nos ahorrarán mucho tiempo de atención al cliente.
  2. La mejor forma de dar confianza es la transparencia. Pese a que da trabajo, en la página web se puede incorporar un espacio de preguntas frecuentes. Recomendaciones de uso, o un espacio como este, donde se explica cómo aprovechar mejor lo que se quiere vender, nos compren o no a nosotros. Las recomendaciones para la redacción de contenidos son aptas para prácticamente todos los gestores de contenidos existentes, pero quien está valorando contratar una página web, también es consciente de que los conocimientos de quién le ofrece la información van bastante más allá de lo que se puede explicar en unas pantallas, especialmente un mundo tan amplio, cambiante y variado (en función de sectores de actividad y temáticas) como es el desarrollo web SEO.

 



¿Te gusta esta página? ¡¡Compártela!!
Enviar a un amigo Imprimir Compartir en Pinterest Compartir en Google + Compartir en Twitter Compartir en Facebook